Reputación online

reputacion online

Ya son parte de la historia de la humanidad aquellos tiempos en los que la comunicación era cosa de cables y papel. La globalización de todos los sectores de producción, sumado al desarrollo tecnológico alcanzado por nuestra sociedad en las últimas décadas, ha hecho que la idea de comunicación haya cambiado completamente su significado.

La aparición y el desarrollo de Internet fue la puerta a una experiencia nueva y sin precedentes. Esta red nos ofrecía la posibilidad de estar presentes en el mundo, sin importar el lugar donde nos encontráramos. Toda la información en una búsqueda: noticias, cultura, enseñanza, medicina, cualquier contenido a nuestro alcance. Con el paso del tiempo hemos visto que el desarrollo y la influencia que Internet ha tenido a nivel planetario ha seguido una progresión geométrica.

Lo que muchos tacharon de ensoñación futurista, es hoy el espejo en el que todos nos miramos, “la red de redes”. Las redes sociales son, para la mayoría de nosotros, el espacio de encuentro preferido, tanto para mostrar nuestra actividad social, como para lanzar y publicitar nuestros proyectos profesionales. Subir imágenes a las distintas plataformas existentes, y compartirlas con nuestra comunidad de amigos, crear canales de YouTube que lleguen a miles de personas, incluso lanzar una opinión que le guste a todo el mundo y se convierta en “Trending Topic”.

Pero es importante diferenciar entre el uso social y el uso profesional que le damos a estas herramientas de divulgación y promoción en el ciberespacio. En cualquiera de los casos, será fundamental tener muy clara la imagen que queremos trasladar a los demás, porque de ello dependerá nuestra reputación y nuestro éxito. Es importante que valoremos la deslocalización de los visitantes de nuestra web o de los seguidores en nuestras redes sociales, ya que esta reputación tanto buena como mala se extenderá como una mancha de aceite en el mar.

Nuestro negocio ya no es un local a pie de calle con un público que vive en el entorno, y que tiene una referencia física del producto que se le ofrece. Lo mismo sucede con nuestra imagen personal o corporativa. Ahora nos encontramos con un público global que nos encuentra con tan solo una búsqueda en Google. Por ello es muy importante el cuidado de dicha imagen, así como el conocimiento del uso de todas las herramientas a emplear para que esta imagen llegue al mayor número de personas posible sin desvirtuarse.

Cómo diseñamos nuestros espacios web y la claridad de ideas en cuanto al contenido que queremos mostrar, serán muy importantes a la hora de darle forma a nuestra imagen virtual. Para lograrlo debemos estar al día de todas las novedades y actualizaciones que nos ayuden a desarrollar nuestros proyectos, y con las que podremos sacar el máximo provecho, si las utilizamos correctamente.

Cuidar el mensaje, mantener una imagen confiable, y hacerlo de forma visualmente atractiva, será la meta para alcanzar el objetivo de tener un nombre con una reputación positiva en este universo que es Internet.

Fuente: Reputación online – Your Happy Business